¿mis premisas o dejarme fluir?

«Escucháis no para descubrir nada nuevo, sino para encontrar algo que confirme lo que pensáis.» dijo el Maestro «Discutís, no para hallar la verdad, sino para defender vuestra manera de pensar».

Y contó la historia de aquel rey que, al pasar por una pequeña ciudad, vio que por todas partes había señales de la presencia en ella de alguien dotado de una asombrosa puntería: en árboles, vallas y paredes había infinidad de dianas con un agujero de bala en el mismísimo centro. Cuando quiso que le presentaran a tan extraordinario tirador, éste resultó ser un muchacho de diez años.  

– « ¡Es increíble!», dijo el rey asombrado. « ¿Cómo demonios lo haces?»
– «Es muy fácil, Majestad», le respondió. «Primero disparo, y luego dibujo la diana».

«Lo mismo hacéis vosotros: primero sacáis vuestras conclusiones, y luego construís en torno a ellas vuestras premisas», dijo el Maestro.

« ¿Acaso no es así cómo os las ingeniáis para aferraros a vuestras creencias acerca de la vida, de lo que tiene o no que ser, o a vuestra ideología ?»

Anthony De Mello “Un minuto para el absurdo”

¿Y yo?

  • ¿Por qué opto? ¿por disfrutar de lo que la vida me ofrece o por tener razón cumpliendo las creencias que previamente me he construido sobre algo o sobre alguien?
  • ¿Vivir o tener razón? ¿Qué escojo?
  • Y cuando lo hago ¿a qué creencias me aferro?
  • ¿Qué beneficios me aporta seguir aferrado a mis creencias?  ¿La seguridad de que al menos voy a estar en lo cierto? Mayor certidumbre, sin duda… pero… ¿a cambio de qué? ¿no es demasiado elevado el precio de dejar escapar la vida, mientras tanto?
  • ¿Cuánto dejo que la vida fluya por si misma? ¿Cuánto dejo fluir al río, o cuánto trato de empujarlo corriente arriba?
  • Y yo ¿Cuánto me dejo fluir con la vida? Y si no lo hago por completo… ¿para qué no lo hago? ¿Qué ocurre si lo hago?
  • ¿Qué ocurre si me permito soltar el beneficio al que me estoy aferrando con mi crencia?
  • ¿Qué obtengo por aferrarme a mis creencias y no dejarme fluir con la vida? ¿Me aporta mucho en mi vida realmente? ¿o acaso sólo me protege del miedo a lo desconocido, a vivir, a fluir con la vida…?
  • ¿Y… qué quiero hacer con ello?

    • ¿Seguir aferrado o soltarlo?
    • ¿Y cómo quiero soltarlo?
    • ¿Y… como cuánto tiempo más quiero continuar así? ¿para cuándo quiero soltarlo?
  • ¿Para cuándo me voy a atrever a vivir libre, desapegado de mis creencias, dejándome fluir con la vida?

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s